<

Entrevista de Personajes Creativos con Carlos Fabián Camargo Guerrero
MyFonts Noticias enero 2015


CC Imagen de portada Creative Characters

Foto © Joyce Rivas Medina

En su octavo año de existencia, Creative Characters nos lleva a lugares que pocos de nosotros visitaremos jamás. Sin embargo, somos conscientes de que muchas partes del mundo permanecen inexploradas, fuente-wise, y tratamos de hacer algo al respecto - un país a la vez. O dos, si tenemos suerte. El entrevistado de este mes tiene sus raíces en dos países del continente sudamericano que aún no habíamos visitado. Ha vivido entre Venezuela y Colombia, aprovechando las coloridas culturas visuales de ambos países. Desde que se unió a MyFonts en 2006 con su fundición Andinistas, ha ido abandonando gradualmente el estilo grunge callejero y descarado de sus inicios por una serie de guiones enérgicos y personales y la pantalla fuentes; Cereal, su último, es uno de sus mayores éxitos hasta la fecha. Conozca a Carlos Fabián Camargo Guerrero, nuestro hombre en Bogotá.


Carlos, estudiaste en Venezuela. ¿Cómo acabaste en Bogotá, Colombia?

He vivido en los dos países: mi madre es venezolana y mi padre colombiano. Nací en Venezuela pero mi infancia transcurrió en Colombia. Fui a Venezuela a estudiar diseño gráfico en San Cristóbal y Mérida, y trabajé en agencias de publicidad en Caracas durante cinco años. Luego se me presentó la oportunidad ideal para volver a Bogotá, donde continué mi carrera como director de arte durante tres años. Un día decidí probar suerte trabajando a tiempo completo en la creación de Andinistas.

Así que he absorbido las culturas visuales de ambos países, y estoy orgulloso de ambas: han sido una fuente inagotable de ideas para mí. También me han influido a la hora de tomar la gran decisión de dejar mi trabajo en la agencia de publicidad y convertirme en diseñador tipográfico a tiempo completo. En 2006 fui posiblemente el primer diseñador de Colombia y Venezuela capaz de ganarse la vida diseñando exclusivos fuentes para clientes de EE UU, Europa y otros países.

El nombre de su fundición, Andinistas, se traduce aproximadamente como "gente dedicada a los Andes". ¿Por qué eligió ese nombre?

En 1998, mi hermano Alex, mi amiga Lennyn Salinas y yo vivíamos en Mérida (Venezuela), al pie de la cordillera de los Andes. Andinistas es la palabra utilizada allí para describir a las personas que escalan las laderas del Pico Bolívar, la montaña más alta de Venezuela. La palabra apareció en artículos de prensa sobre montañeros dados por desaparecidos en las nieves del Bolívar. El nombre nos pareció interesante por su resonancia y su relación con lo desconocido, así que nos lo apropiamos para nuestro sitio web, que ofrecía gratuitamente mis primeros fuentes .

Hoy siento que la palabra Andinistas también tiene un valioso significado para mí personalmente. Tuvieron que pasar largos años de trabajo para que poco a poco recibiera cierto reconocimiento por mi fundición, y ello ha requerido una profunda convicción y voluntad de superación. Así que la palabra combinaba conceptos como belleza espectacular y aventura con la idea de superar retos y llegar a lo más alto con trabajo y esfuerzo creativo.

¿Podría hablarnos de sus primeras influencias?

Me encanta dibujar desde que tengo uso de razón. Se lo debo a mi abuelo paterno, que se pasaba la vida en el patio trasero diseñando y construyendo cosas. Construyó un helicóptero de madera a tamaño natural, una noria, un carrusel, un coche, etc. La pasión de mi abuelo por la invención y la mecánica me hizo querer imitarle desde que tenía ocho años. Por eso mis juguetes eran cuadernos y lápices con los que dibujaba inventos como robots, aviones y naves espaciales.

En el colegio, las áreas que más me gustaban eran las relacionadas con el arte y la música. Me pasaba días enteros imitando las ilustraciones de Billy White Jr. y RobertWilliams en las portadas de los discos de Guns N' Roses, así como los dibujos de Derek Riggs para Iron Maiden. Muy joven empecé a aprender a dibujar letras y logotipos. Desde que tenía unos 13 años, mi afición era trazar a mano logotipos como el de la revista de skate Thrasher, diseñado con la tipografía Banco de Roger Excoffon, o los logotipos de los equipos Peavey, Marshall y Fender y de grupos de heavy metal como Metallica, Ozzy Osbourne, Def Leppard, Poison, Mötley Crüe, etc.

En mi época universitaria tuve tres profesores que influyeron en mi formación inicial. El primero y más influyente fue el diseñador gráfico colombiano Fabio Godoy, que me enseñó los métodos de diseño gráfico utilizados por los directores de arte de Caracas y Maracaibo antes de la llegada de los ordenadores. El segundo fue el ilustrador venezolano Osvaldo Barreto, que me motivó a estudiar a artistas como Jack Kirby y a coleccionar cómics. El tercero fue mi profesor de historia del arte, que me animó a estudiar la obra del pintor renacentista Piero Della Francesca. Más tarde hice mis propios descubrimientos, como el dadaísmo, con artistas como Tristan Tzara, Hugo Ball, Francis Picabia, Marcel Duchamp y Man Ray; y artistas modernos venezolanos como Marisol Escobar, Nedo Mion Ferrario, Gerd Leufert, Carlos Cruz Diez, etc.

Pero ni siquiera en mi colegio se podía estudiar diseño de letras de manera formal, primero porque carecíamos de profesores y segundo por la falta de libros. Aprendí de revistas que compraba; con el avance de internet logré hablar con algunas personas que sabían del tema. No fue fácil porque cuando eres autodidacta, aprendes a diseñar fuentes cometiendo errores y ese es un camino duro y tortuoso.


Letras diseñadas por Carlos Fabián Camargo para JWT Caracas

Letras diseñadas por Carlos Fabián Camargo para JWT Caracas. Letras con look retro para campaña publicitaria en TV e impresos que destacaba la nueva cámara trasera del Ford Explorer 2011. La campaña ganó un Cannes Shortlist 2012

Antes de dedicarse al diseño tipográfico, trabajó en publicidad...

Mi primer trabajo en publicidad fue el logotipo y los envases de una empresa de café de Norte de Santander; luego diseñé carteles, folletos y banderolas para pequeñas empresas de Mérida. Tras trasladarme a Caracas, hice prácticas en la agencia franco-venezolana Publicis 67, trabajando para marcas como Firestone, British Airways y Renault, y luego trabajé como diseñador gráfico para varias empresas. Luego trabajé como director de arte en McCann Erickson Venezuela, donde diseñé para prensa y televisión para clientes como Goodyear, General Motors, las bebidas Quatro o los productos de higiene Stayfree. Mi último trabajo en Caracas fue como director artístico en Leo Burnett Venezuela. Luego me contrató OgilvyOne en Bogotá, y pasé a la agencia de publicidad colombiana-estadounidense SSABates. Por último, me contrató Silva Publicidad, donde trabajé con marcas como Jeep, Roche y Varta, entre otras.

Es una lista impresionante. ¿Qué fue lo que le intrigó de la publicidad?

Me interesaban sus procesos, su papel a la hora de generar argumentos que influyan en la gente y la hagan desear comprar algo. Para conseguirlo, de descuento, hay que decir poco, pensar mucho y utilizar estrategias visuales y auditivas, mezclando disciplinas creativas como la música, la tipografía, el diseño gráfico, el maquillaje, la poesía, el teatro, el dibujo, la fotografía y el marketing. Este enfoque imaginativo me fascinó y me resultó muy cautivador.

¿Por qué decidió dejar la publicidad para volver a ser independiente?

En mis primeros días en Venezuela no teníamos acceso a Internet ni la riqueza de información disponible hoy en día. Así que concentrarme en el diseño tipográfico no era obvio, porque no había un estímulo inmediato. En los primeros días del sitio web Andinistas pasé a ser un pionero en Venezuela sin realmente intentarlo, poniendo a disposición fuentes de forma gratuita. Andinistas era mi oasis en el desierto del trabajo publicitario repetitivo y rutinario, y por eso dedicaba todo mi tiempo libre, mis noches y fines de semana al proyecto. Así fue como diseñé mis primeros fuentes, que se abrieron camino en mis propios diseños y en el trabajo de quienes descargaron mi fuentes. Hoy todavía me encuentro con gente que me dice que utilizó mi fuentes hace 15 años. Me parece increíble que en aquellos primeros años hubiera muchos que, como yo, no estuvieran satisfechos con las herramientas que se les ofrecían.

Hoy la situación es completamente distinta. Soy consciente de que hay muchos clientes que esperan lo que voy a producir; forman un público interesado que me da ánimos constantemente y me ayuda a trabajar con gran alegría y con gran placer.

Siempre me he propuesto grandes retos; algunos dieron buenos resultados, otros no.

Su anterior fuentes era muy grunge y "destructivo". ¿Cuáles fueron sus influencias?

Cuando tenía 19 años quise imitar las letras y los efectos que hacía el artista dadaísta rumano Tristan Tzara. Utilicé tinta, papel, tijeras, pegamento, fotocopiadora, escáner y un Power Macintosh 7200 para modificar distintos alfabetos de un catálogo de Mecanorma que había encontrado en una tienda de segunda mano de Mérida. Amplié las páginas a tamaño tabloide con una fotocopiadora. Posteriormente procesé esas fotocopias estropeándolas con papel de lija, quemándolas, mojándolas y secándolas al sol para producir diversos efectos de angustia y destrucción. Creé la sorprendente página experimental fuentes redibujando esos alfabetos y mezclándolos con tinta y tijeras, y pegándolos con otras letras dibujadas con speedball. Mi amor por estos alfabetos era un poco como el de alguien que quiere hacer música pero no tiene ni idea de cómo y no sabe explicar por qué o para qué. Así que, como no entendía lo que hacía, mi solución intuitiva fue utilizar mis escasos recursos para expresarme.

Entonces, un día recibí una revista que incluía un CD con demos de FreeHand y Fontographer. Esto me permitió digitalizar mis alfabetos a archivos TrueType, con nombres extraños para crear diferenciación, y ponerlos a disposición para su descarga en andinistas.com.ve. Cuando descubrí MyFonts.com, modifiqué esos viejos archivos en FontLab 3 e inventé otros nuevos con el mismo estilo grunge.

Estos fuentes se inspiran en todo tipo de fuentes. Por mencionar algunas: Cazón y Gancho Petare se basaron en un cartel de venta de empanadas de Petare, un barrio de Caracas, combinado con hojas de un catálogo de Speedball. Panamericana hace referencia a una canción de Manu Chao. Al hacer Navaja, pensaba en el fútbol, y Rosadelia se refiere a escrituras encontradas en la casa de mis abuelos paternos.

Con cada proyecto aprendo cosas nuevas. Espero no retirarme nunca del diseño de fuentes, ya que tengo muchos planes para nuevos diseños de fuente , y mucho entusiasmo por lo que hago. Terminar un nuevo diseño de fuente me produce un placer infinito, así que sería difícil abandonar, aunque algunas ideas no tengan éxito.

A partir de un estilo grunge muy tosco, ha evolucionado hacia un enfoque más comedido de los tipos de letra para pantalla y script. ¿Podría describir el camino que le ha llevado hasta aquí?

Como he dicho antes, las circunstancias me han obligado a ser un diseñador tipográfico autodidacta. Por eso intento analizar el trabajo de mis diseñadores tipográficos favoritos, como si escudriñara esos tipos de letra con lupa. Admiro la página fuentes de Roger Excoffon, Robert E. Smith, Doyald Young, Hermann Zapf, Morris Fuller Benton y Rudolf Koch. Estudiarlos me permite comprender mejor qué más necesito para diseñar soluciones tipográficas expresivas, en direcciones que espero sean inexploradas.

Bocetos de trabajos en curso.

Bocetos de trabajos en curso.

¿Cómo ha influido el trabajo con MyFonts en su desarrollo como diseñador tipográfico independiente?

MyFonts ha sido un factor importante que me ha permitido tomar las riendas de mi negocio, que es mi principal fuente de ingresos desde 2006. Gracias a MyFonts mi trabajo llega a compradores a los que nunca habría podido llegar de otro modo. Esto me ha llevado a aspirar a la mejora continua: quiero que cada tipo de letra publicado sea mejor que el anterior.

Siempre me he propuesto grandes retos; algunos dieron buenos resultados, otros no lo consiguieron. Muchas de mis ideas para fuentes tardaron años en hacerse realidad, por ejemplo Chef Script, Nemocón y Citronela. Con Acustica, Bemol, Cereal y Bengala exploré los scripts Roundhand y Speedball, que me parecen increíbles. Estoy seguro de que muchos usuarios preferían comprar otros fuentes, pero trabajar en esos experimentos es lo que más felicidad me da - y eso ha sido posible en gran medida gracias a MyFonts.

¿Podría decirnos algo sobre su reciente trabajo como profesor universitario?

Continuando con el espíritu de investigación desde el 2009 hasta mediados del 2014 fui profesor de caligrafía y lettering en la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad Piloto de Colombia en Bogotá. Durante estos años traté de ser la "mejor estudiante de la clase" porque ser profesora me enseñó lo difícil que es ser estudiante.

A lo largo de este periodo, mis alumnos me enseñaron que cada vez que estudias, más te das cuenta de lo poco que sabes. A través de mi labor docente fui tomando conciencia de la diferencia entre caligrafía y lettering, por un lado, y tipografía y fuentes , por otro. La caligrafía y el lettering son letras hechas para escribir mensajes estáticos, de una solade descuento , que no se pueden cambiar. Por ejemplo, el tipo dibujado para el logotipo de la revista Rolling Stone o la caligrafía de un diploma se hicieron para funcionar en ese contexto concreto, y la fuente no puede sustituirse por otra diferente. En cambio, las letras tipográficas (fuentes, tipos de letra) son móviles e intercambiables. La familia tipográfica en la que está leyendo esta página se hizo para escribir un sinfín de palabras, frases y textos; un diseñador tipográfico debe ser consciente de que cualquier tipo de letra debe diseñarse con el propósito de que funcione en una infinita variedad de combinaciones y contextos posibles.

¿Ha habido algún cambio en la actitud de los estudiantes hacia la tipografía y el lettering desde que usted estaba en la universidad?

Me parece que los cambios son radicales. Cuando era estudiante en Venezuela, a finales de los noventa, se desalentaba el punto de vista académico. La información sobre tipografía era escasa y era difícil seguir la vocación de diseñador tipográfico. Creo que cuantas más influencias puedan tener los estudiantes, más productivos y llenos de posibilidades podrán ser. En otras palabras, tener múltiples referencias es muy beneficioso. Lo complejo es aprender a ordenarlas y asimilarlas, acumular conocimiento y sabiduría sobre cómo hacer las cosas; eso sucede cuando se estudia, compara y revisa a muchos artistas y autores diferentes. Los buenos estudiantes aprenden de los maestros mayores, sobre todo cuando se trata de investigar métodos y referencias.

En el diseño tipográfico nunca podemos decir que hemos aprendido lo suficiente, porque al mirar a los viejos clásicos nos damos cuenta de que lo que tenemos que aprender es inagotable. Nunca conseguimos nada de forma definitiva. Así que los fuentes que publico no son más que intentos de hacer lo que yo creía que era algo extraordinario, y me di cuenta a mitad de camino de que no iba a llegar al final. Así es la vida para un diseñador tipográfico autodidacta como yo. Cuando echas la vista atrás y echas un vistazo a la cartera de todos los fuentes que has hecho, te das cuenta de que siempre estás intentando hacerlo lo mejor posible, y de que has ido dejando un rastro de intentos.

Muchas gracias, Carlos. Has recorrido un largo camino. ¡Disfruta de la vista!


MyFonts en Facebook, Tumblr, Twitter y Pinterest

Tus opiniones nos importan. Únete a la comunidad MyFonts en Facebook, Tumblr, Twitter y Pinterest. Comparte tus opiniones y lee los comentarios de los demás. Además, recibe consejos, noticias, enlaces interesantes, Favoritos personal y mucho más del personal de MyFonts .


gran interrogante

¿A quién entrevistaría?

Creative Characters es el boletín de MyFonts dedicado a la gente que hay detrás de fuentes. Cada mes entrevistamos a una personalidad destacada del mundo tipográfico. Y nos gustaría que usted, el lector, diera su opinión.

¿A qué personaje creativo entrevistaría si tuviera la oportunidad? ¿Y qué le preguntarías? Háganoslo saber, ¡y puede que su elección acabe en una futura edición de este boletín! Sólo tienes que enviar un correo electrónico con tus ideas a [email protected].

En el pasado, hemos entrevistado a diseñadores de la talla de Maximiliano Sproviero, Sumner Stone, Typejockeys, Charles Borges de Oliveira, Natalia Vasilyeva, Ulrike Wilhelm, y Laura Worthington. Si tiene curiosidad por saber a qué otros diseñadores tipográficos hemos entrevistado en anteriores boletines de Creative Characters, eche un vistazo al archivo.


Colofón

Este boletín ha sido editado por Jan Middendorp y diseñado por Anthony Noel.

La placa con el nombre de Creative Characters está en Amplitude y Farnham; la imagen de introducción está en Citronela y Nemocón; la imagen de la cita está en Bemol Script; y el signo de interrogación grande está en Farnham. El cuerpo del texto, para los usuarios de clientes de correo compatibles, está en la versión web de Rooney Sans.

¿Comentarios?

Nos encantaría recibir sus comentarios. Envíe sus preguntas o comentarios sobre este boletín a [email protected]

Información de suscripción

¿Desea recibir futuros boletines de MyFonts en su bandeja de entrada? Suscríbase en:
MyFonts Lista de correo de noticias

Archivos del boletín

¿Conoce a alguien a quien le pueda interesar? ¿Quiere ver los números anteriores? Todos los boletines de MyFonts (incluido éste) pueden consultarse en línea aquí.