Sans Serif Fonts

Una sans serif fuente es, como su nombre indica, una fuente sin gracias. En términos tipográficos, las gracias son los pequeños trazos o extensiones al final de un trazo más largo, como la pata de una "K" o una "R". Existen varios estilos de sans serif fuentes, incluidas las sans serif geométricas como Futura, las sans serif humanistas como Frutiger, las sans serif grotescas como Franklin Gothic y las sans serif neogrotescas como Helvetica. Las sans serif fuentes son populares entre las marcas, y suelen ser más fáciles de leer en las pantallas porque tienen un diseño más sencillo que las serif fuentes.

Preguntas más frecuentes
¿Son más fáciles de leer las páginas sans serif o serif fuentes ?
Las sin gracias suelen ser más fáciles de leer en pantallas pequeñas, como las de smartphones y relojes inteligentes. Al tener menos detalles y características, son más fáciles de representar con claridad en esos entornos. Las serifas fuentes suelen ser más fáciles de leer en entornos de lectura más tradicionales, como libros e incluso formatos web más largos. Serif fuentes ofrece una mayor distinción visual entre las distintas formas de las letras, lo que facilita al ojo la interpretación del texto.
¿Puede emparejar sans serif y serif fuentes?
Por supuesto, es muy habitual combinar sans serif y serif fuente, sobre todo en situaciones editoriales en las que se puede utilizar una sans serif para los titulares y una serif para el texto. También es habitual en la creación de marcas. La clave está en encontrar una sin gracias y una con gracias que se complementen, lo que requiere experimentar con muchas combinaciones diferentes. Dicho esto, un buen emparejamiento depende de los objetivos de diseño y, si se quiere, se pueden emparejar sin gracias y con gracias que no coincidan para crear un aspecto discordante e inconexo.
¿Cuándo debo utilizar la sans serif fuentes?
Puede utilizar fuentes sin gracias siempre que lo desee. Es uno de los estilos más versátiles de fuentes a disposición de los diseñadores, y abarca muchos subgéneros diferentes. Se pueden utilizar en logotipos, textos largos en línea, textos de UX, libros, revistas, anuncios, etcétera. El truco está en utilizar la sans serif adecuada. La sans serif humanista fuentes, por ejemplo, suele ser más legible que otras sans serif. Las sin gracias geométricas son muy populares para logotipos y marcas, pero su diseño presenta muchas formas similares, lo que dificulta la legibilidad. Por tanto, utilice las sin gracias en cualquier sitio, pero elíjalas con cuidado.
¿Puedo emparejar dos sans serif fuentes?
Técnicamente, se pueden emparejar dos sin gracias fuentes, pero no con tanta facilidad ni éxito como si se emparejara una sin gracias con algo diferente. Emparejar fuentes es en parte arte y en parte ciencia, pero el objetivo suele ser encontrar dos o más fuentes que se complementen a la vez que aportan interés visual a un diseño. Emparejar dos fuentes similares frustra ambos objetivos. Entonces, ¿es posible emparejar dos sans serif fuentes? Claro que sí, sobre todo si encuentras dos que sean distintas entre sí, como una sans serif atrevida o ecléctica para pantalla y una sans serif más refinada para texto.
¿Qué fuentes es sans serif?
Algunas de las fuentes más populares del mundo son sans serif, como Helvetica, Futura y las más comunes del sistema fuentes , como Verdana, Calibri y Arial.